Barreras al Tratamiento de las Personas y Familias con Adicciones


De estudios epidemiológicos en Puerto Rico realizados por ASSMCA vemos que la oferta de tratamiento científico a personas y familias con adicciones es menor que a personas con otras enfermedades mentales y /o físicas (ver grafica y referencias abajo). Esa falta de equidad en los tratamientos disponibles se complica mas aun con varios factores.

  1. Prejuicios y discrimen contra las personas que sufren de adicciones aun por algunos de sus familiares cercanos. Se les ve como "viciosos; delincuentes, manipuladores etc." y usualmente los rechazan, los sacan de los trabajos o estudios o se aíslan de ellos. Las adicciones activas no son consideradas causa de incapacidad. El gobierno no paga el tratamiento interdisciplinario ni las comunidades terapéuticas especializadas en adicciones.

  2. Las personas con adicciones temen ser rechazados, no están motivados a dejar de utilizar las sustancias o temen sufrir dolor al desintoxicarse y rechazan la idea de buscar ayudas. Además el uso de sustancias adictivas les disminuye la habilidad de darse cuenta del daño que le genera el uso de sustancias y va afectando su funcionamiento educativo social y laboral. Los pacientes que combinan alcohol, marihuana, u otras sustancias adictivas con sus medicamentos psiquiátricos les disminuye el efecto terapéutico de los mismos y empeora tanto el cumplimiento con la medicación como el pirognóstico de poderse recuperar de sus enfermedades mentales.

  3. La regla mas que la excepción es que la mayoría e estas personas con adicciones activas sufren de mas de una enfermedad mental activa a la misma vez. Es la regla mas que la excepción que abusan varias substancias a la vez o que tienten trastornos mentales inducidos por sustancias o independientes a las adicciones que se deterioran mas al abusar de sustancias. Como vemos en la grafica la oferta de tratamientos científicos para esta población son aun mucho menores (9 de 100 personas reciben ayuda especializada).

  4. El gobierno ha legalizado el uso de términos seudocientíficos y ha normalizado el uso de una poli-substancia adictiva: Cannabis ; al llamarle "Cannabis medicinal, o recreacional" esta usando términos seudocientíficos (parece ser ciencia pero no usa el método científico ni la especificidad ni estandarización de dosis ni es replicable sino mas bien resultados anecdóticos). Eso confunde a muchas personas y piensan equivocadamente que esa poli-substancia (cannabis fumado) es una medicina o que su uso no tiene peligros.

  5. El gobierno permite el uso de alcohol, tabaco y de la poli-substancia cannabis (y sus derivados con alto contenido de THC) a personas de 18 años en vez de 21 años. Además permite los anuncios de las sustancias adictivas como son tabaco, alcohol y marihuana. y algunos medicamentos adictivos como analgésicos y tranquilizantes. Eso desinforma y normaliza el uso de estos induciendo al los adolescentes y jóvenes adultos a abusarlos.


¿Que podemos hacer?

Asistir a grupos de educación a familias con adicciones como FASES

  1. El practicar el invitar a la persona con la adicción activa a dialogar cuando muestre apertura en su ambivalencia neuro-psicológica.

  2. Practicar la entrega de poder con la persona con la adicción activa

  3. Saber evaluar cuando se nos puede ir de la mano y aumentar el peligro asociado por el uso de sustancias en la persona con la adicción activa (conducir bajo efectos, de peligro en trabajo, violencia o violar leyes). Entonces considerar orientación profesional a la familia.

  4. En serios casos de peligro hacia si mismo o hacia otros o propiedad una opción importante seria orientarse en una Corte especializada en Drogas.

  5. Organizaciones como FASES puede eventualmente llevar y presentar a los medios de comunicación el lado científico de la falta de equidad y de prevención, evaluación profesional y de servicios científicos a esta población de personas y familias con adicciones.

34 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo