¿ Anti-enfermedad o Pro-salud/ bienestar ?

Actualizado: ago 9

El enfoque medico de la salud fisica y mental se ha desviado y distorsionado hacia sobre enfatizar la dimensión biológica de los síndromes que configuran diversas enfermedades y hacia combatir la enfermedad con “medicina anti...” más que promover “pro...” la salud y el bienestar. Vemos pastillas anti depresivas; anti psicóticas; anti ansiedad; anti dolor, antibioticos, antídotos etc. Este enfoque descuidando el "pro" causa una degradación de la costo efectividad de los tratamientos llevándolos a nivel casi exclusivo de cirugías donde se extrae o se remplaza la parte dañada o de pastillas o farmaco-terapias. No pocos medicos se dedican a dispensar recetas sin clarificar a sus pacientes que no son una solución completa a largo plazo sino un alivio parcial y temporero. La solución a largo plazo requiere un trabajo de prevención proactiva diario interno y externo del paciente. Requiere aprender destrezas de bienestar; aprender la autoayuda y en resumen: aprender a aprender; rehabilitarnos; osea humanizarnos.


La descripción de síntomas y síndromes de enfermedades mentales del Manual estadístico de trastornos mentales "DSM" no considera las dimensiones biológicas a pesar que las pretende diagnosticar. ¿ Cual es el remedio al extremo del enfoque biologico "anti"? ¿Sera cambiando ese enfoque biológico de combatir enfermedades por uno sicológico de cambiar conductas.? ¿Es el enfoque sicologico peor o mejor que el biologico o tambien cae en el error que trata de remediar?

El error: -Sobre simplificar y fragmentar la mente humana -

El concepto que reconcilia tanto el punto de vista biológico -“anti-enfermedad” como el del sicológico- emocional-conductual y además con el social-familiar y además con el espiritual -Salud Pública es el modelo bio-sico-social -espiritual de la mente y de la salud mental. Este modelo reconciliador y sistémico se ha perdido y debilitado en este mundo de “producción masificada” y de “sub-especialidades”. Es muy conocido el lamentable y triste antagonismo de unos grupos de sicólogos contra los siquiatras y la siquiatría y viceversa. El atacar un enfoque versus otro o una profesión vs otra o un enfoque vs otro en vez de reconciliarlos y complementarlos es característico y causante de estas deficiencias actuales de tratamientos adecuados de salud mental. Es fácil de entender que un sistema capitalista va a generar estas luchas y fragmentaciones porque va a remunerar más el que más cantidad produzca en vez del que mejor calidad produzca y muchos profesionales caen en la tentación de producir más dinero y bajar su calidad y perder lo más valioso al “degradar su propia humanidad”. Un profesional de salud mental degradado daña no sólo sus pacientes sino también a la profesión y los hay cada vez más en todas las profesiones. Nuestro enemigo no son otros profesionales sino la administración de la industria de la Salud que busca promover el lucro sobre el servicio. El enfoque bio-sico-social-espiritual (BSSE) promueve el diferenciar los términos terapia de tratamiento y este último término se refiere a la integración de terapias en todas esas dimensiones BSSE integralmente. Para eso promueve ir aún más allá de romper antagonismos. Promueve el conformar equipos interdisciplinarios para estabilizar la fase crítica de las enfermedades con especialistas médicos -siquiatra (Bio); Sicólogos/neuro sicólogos (sico); Trabajador Social/Consejero y manejadores de casos. Eso parece costar más a la industria pero a la larga cuesta menos. Luego de estabilizar el enfoque BSSE cambia a promover la salud y el bienestar profundizando en comorbilidades y en causantes y dinámicas-barreras familiares y sociales. Finalmente lo ayuda a transicionar a la “autoayuda y la espiritualidad” como servicio a su bienestar y al bienestar de la humanidad para que siga creciendo y desarrollando su maximo potencial humano. Si seguimos atacándonos en vez de invitar a integrarnos, seguiremos contribuyendo a este tipo de fragmentación. El DSM; lejos de ser perfecto pero es practico y eso lo hace valioso. El DSM explica en su contenido que no pretende ser la única explicación de la salud -enfermedad. El error ha sido el sobreutilizarlo por los que reparten el dinero en el sistema materialista que promueve ese antagonismo- reduccionismo y resulta en esa fragmentación que está haciendo tanto daño a la humanidad. Yo veo los medicamentos siquiatricos bien utilizados y en las dosis mínimas efectivas como algo muy valioso si se integra a otras modalidades de terapias y más aún en programas interdisciplinarios. Por si solas algunas medicinas siquiatricas no funcionan a largo plazo, pero en enfoque BSSE permiten y facilitan las otras terapias del tratamiento integral. El promover la autoayuda es esencial para el aumento del bienestar humano. También el promover el servicio a la humanidad es esencial pasa el bienestar espiritual.

11 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo